Textos relacionados con el nacimiento del capitalismo

“A las 2, a las 3, a las 4 de la mañana, se sacan a la fuerza de sus sucias camas a niños de 9 a 10 años, y se les obliga a trabajar para ganarse un mísero sustento hasta las 10, 11 y las 12 de la noche, mientras su musculatura desaparece, su figura se va haciendo más y más raquítica (…) El sistema, tal como se ha descrito el reverendo Montagu Valpy, en un sistema de esclavitud desenfrenada en todos sus sentidos, en el social, en el físico, en el moral y en el intelectual (…) ¿Qué pensar de una ciudad en la que se celebra una asamblea pública para pedir que la jornada de trabajo de los hombres se reduzca a ¡18 horas el día! (…)”

Extracto del periódico “Daily Telegraph de Londres”, del 17 de enero de 1860.

 

Las ruidosas y vistosas calles de las grandes urbes se hallan muy cerca de los tugurios en que vive la clase obrera. Estos tugurios se parecen mucho en todas las ciudades de Inglaterra. Son los edificios más repugnantes, en los peores lugares de la ciudad. Por lo general; en ellos; las calles están sin pavimentar; sucias, llenas de hoyos y cubiertas de basura. La construcción irregular y desordenada impide la ventilación y, como allí vive mucha gente en un espacio  reducido, el aire se mantiene viciado incluso en el menor tiempo.

       (Miajilov, M.I. La Revolución Industrial)

“Las condiciones de vida y trabajo de los primeros obreros fueron generalmente deplorables. Estas circunstancias repercutieron notablemente en la elevada tasa de morbidad  y en la proliferación de una serie de vicios en la población trabajadora -la bebida en particular-. En cuanto a los niños, que estaban obligados a una jornada laboral de diez o doce horas desde la edad de tres años (a veces), o cinco o seis (a menudo), no podrían recibir una enseñanza que los capacitara para tareas de responsabilidad”.
(Bergier J. F. Historia económica de Europa)

 

“No eran tanto las máquinas las que los enajenaban (a los trabajadores), las que hacían que su trabajo fuera aburrido y desagradable, (sino) cuanto la obligación de aceptar las condiciones impuestas, la de someterse a un plan global de trabajo haciendo las mismas cosas una y otra vez sin captar su significado técnico y social dentro del proceso de fabricación global”.

(Bergier J. F. Historia económica de Europa)

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: